RR Donnelley Centroamérica

Nuestra historia

Desde 1961 hemos hecho realidad la visión de Richard Robert Donnelley en Centroamérica de ser el mejor impresor, ofreciendo a nuestros clientes todo tipo de comunicación impresa desde formularios, libros y cheques hasta etiquetas, rollos, empaques y nuestra nueva línea de soluciones digitales; manteniéndonos así, como líderes en el mercado de la comunicación impresa y digital a nivel mundial.

Iniciamos operaciones en Guatemala el 15 de febrero de 1961, luego nos expandimos a El Salvador el 2 de febrero de 1962. Y así continuamos nuestro viaje en Costa Rica el 1° de febrero de 1965 y en Honduras el 9 de enero de 1989. Actualmente, contamos con cinco oficinas de ventas, una planta comercial (certificadas en la metodología de productividad 5S y SMETA) y cuatro plantas de seguridad y personalización.

Nuestro fundador Richard Robert Donnelley (R.R. Donnelley)

Richard Robert (R.R) Donnelley es el fundador de nuestra compañía, tuvo una vida llena de altibajos, sin embargo, eso no fue un impedimento para que lograra levantarse ante los mismos. Llegó a Chicago en 1864. nativo de Canadá, Donnelley se sintió atraído por la ciudad en rápido crecimiento debido a su ya sustancial reputación como centro de impresión.

Aunque R.R. fue el fundador de la compañía, la inspiración espiritual de la empresa fue su madre. Una mujer notable, que enviudó a temprana edad, y afligida por una significativa pérdida de la vista, Jane Elliott Donnelley, mantuvo a su único hijo gracias a su oficio de costurera. De tal modo, que R.R aprendió por el ejemplo. El arduo trabajo de su madre y dedicación a los principios cristianos prevalecieron en él y le llevaron a abrirse camino en el mundo de los negocios.

… Ayúdame a ser un buen impresor

Richard Robert Donnelley

Fundador

A los 13 años, R.R. fue aprendiz de impresor en su ciudad Hamilton, Canadá, y descubrió el oficio que ocuparía el resto de su vida. A R.R. Donnelley le encantaba la impresión; le fascinaba buscar su precisión, su mecánica, su potencial de belleza. Como aprendiz comenzó un ritual que iba a continuar durante algunos años; cada noche rezaba, “Por favor Dios mío, ayúdame a ser un buen impresor”.

Sus plegarias, sin lugar a dudas, fueron escuchadas, pues caracterizándose por su excelencia, en 1857 en New Orleans, logró a los 21 años ser socio de un taller en el que trabajaba. Así, con el paso del tiempo, fue expandiendo su nombre y su trabajo fue la insignia que le permitiría más tarde desarrollar su propia empresa.

En 1864, R.R. Donnelley ya era un joven hombre de negocios, la editorial Windy City, se había enterado que era “el mejor impresor en el pueblo, totalmente confiable y honesto” (valores que hasta la fecha conservan todas las filiales de RR Donnelley en el mundo). Le ofrecieron una asociación para la operación de impresión como editorial, y Donnelley aceptó la oferta.

Naomi Shenstone Donnelley, la mujer detrás de la empresa

“La familia existe para servir al negocio; el negocio no existe para servirle a la familia”

Estas palabras del matriarcado de la familia Donnelley (esposa de R.R. Donnelley) resumen una filosofía clave para el gran éxito de nuestra empresa.

Cuando se propone hacer algo, se debe poner toda la atención, tiempo y talentos tanto como sea posible. Esta es “Al modo Donnelley”. Naomi y R.R. Donnelley instruyeron esta actitud a sus hijos, que a su vez lo trasmitieron a los suyos y esta filosofía predomina hasta el día de hoy en todos los colaboradores de nuestra empresa.

El gran incendio de Chicago en 1871, un nuevo comienzo

En el año 1870 Church, Goodman y Donnelley habían conformado una de las principales casas de impresión de libros y publicaciones produciendo grandes números de ejemplares semanales, mensuales y trimestrales. El éxito los llevó a reorganizar y expandir la empresa con el nuevo nombre: Lakeside Publishing and Printing Company (Compañía Editorial e Impresora Lakeside) con planes para erigir el impresionante Edificio Lakeside, que inmediatamente fue devastado por el Gran incendio de Chicago en 1871.

R.R. Donnelley perdió todo en ese incendio, (empresa y bienes), pero su determinación para triunfar siguió intacta. Ya siendo padre de dos pequeños, (Reuben H. y Thomas Elliott), viajó a Nueva York -con un abrigo prestado y una tarifa gratuita de tren- para obtener el financiamiento. Su reputación intachable y buen manejo de crédito lo respaldaban, obteniendo el dinero para la reconstrucción del área, poniendo en marcha su Compañía Editorial e Impresora Lakeside en su propio edificio para 1873.

El camino hacia el éxito: Expansión y diversificación

El Edificio Lakeside inauguró la primera iniciativa importante de negocios de R.R. Donnelley, “RESPONSABILIDAD INDIVISIBLE”, tal como lo decía una frase publicitaria alrededor del año 1900.

En 1882 la firma impresora fue nombrada R.R. Donnelley & Sons Company (Compañía R.R. Donnelley e Hijos), y entró en un nuevo período de crecimiento.

Durante esas dos décadas, R.R. perseveró en fomentar en negocio de cara a tiempo de escasez y dificultades. La compañía comenzó a diversificarse fuera de la impresión comercial; publicando el directorio telefónico de Chicago. Además, llegó a una variedad de mercados: el agrícola, bancario, abarrotero, legal y maderero.

El legado del fundador y su visión de éxito

R.R.D. mantuvo el liderazgo de la compañía al responder con prontitud a las necesidades de sus clientes existentes y potenciales, adquiriendo nuevo equipo de prensas y encuadernación conforme iba modernizándose.

Richard Robert Donnelley murió en 1899, en el cierre de la década con mayores utilidades y cuando brillaban sus proyectos de mejora continua y de éxito. Dejó una herencia con generaciones de prácticas de negocios honestos, prudentes y una tradición de servicio que aún sirve de guía a la empresa en la actualidad.

Unificación de líderes globales, integración con Moore Wallace

En la época de los 60’s las formas continuas y los impresores de oficina cambiaron la forma de hacer negocios en las empresas. Por ello Moore Wallace decide iniciar operaciones en Latinoamérica. Al mismo tiempo RR Donnelley se abre paso a su participación en la bolsa de valores y empieza a construir plantas de impresión fuera de Chicago.

En 1980 con el avance tecnológico, se inició la primera fase de la trascendencia del negocio incorporando a nuestro catálogo de productos y servicios la impresión variable digital, el envío de correo directo, manejo de bases de datos, outsourcing de impresión, artículos de escritorio, así como también la imprenta de etiquetas.

El inicio del nuevo milenio sería determinante, ya que RR Donnelley y Moore Wallace líderes globales en soluciones gráficas e impresión se unifican, y marcan la pauta para dominar el mercado de la impresión a nivel mundial.

Trascendencia en la nueva era digital

En el siglo 21 manteniendo una visión estratégica de posicionamiento en el futuro, RR Donnelley ha reenfocado sus operaciones en dos grandes líneas: soluciones de marketing y servicios de negocios; siendo la gran apuesta la introducción de muchas soluciones de comunicación digital y la diversificación en logística, empaques, y el fortalecimiento en el mercado de etiquetas.

Hoy en día, ofrecemos a nuestros clientes en todo el mundo y en especial en Centroamérica, soluciones integrales que incluyen una combinación de todos nuestros productos con una variedad de acabados; manteniendo vivos todos los valores y la visión de la compañía de ser el mejor impresor, en formato físico y digital, para nuestros clientes y sus clientes.